oremio-giiaa-bma-2014.jpg

Exintegrante del M-19 y Expresidente Gaviria coinciden en que las Farc deben tener escenarios políticos

 

El expresidente y el exintegrante del M-19 opinaron del proceso de paz que marcha en Colombia.
 
César Gaviria, expresidente de Colombia, y Antonio Navarro, exgobernador de Nariño y ex militante del M-19, analizaron en el conversatorio 'Reconciliación. Es tiempo de cambiar' el exitoso proceso de paz con esa guerrilla e hicieron un paralelo entre esa negociación y la que comienza actualmente.
 
Gaviria señaló: "Lo más interesante con el M-19 no fue que logramos sólo la paz, sino un cambio social e institucional con la Constitución del 91. Eso me gusta de este proceso, y es que es realista. Ya hay un acuerdo para negociar las diferencias sin generar más expectativas". 
 
Por su parte Antonio Navarro, destacó cómo, pese a las dificultades, mantuvieron su palabra de seguir en la institucionalidad, caso concreto el asesinato de Carlos Pizarro León Gómez.
 
Gaviria destacó que lo importante, más que pensar en el futuro y "hacia dónde van a ir" los comandantes guerrilleros, es darle espacio real a la izquierda colombiana de consolidarse y permitirle expresarse. Además, le hizo un llamado a las Farc de "darle una  oportunidad a sus ideas de llegar al poder".
 
Según Navarro "las Farc ya no tienen oportunidad de ganar el conflicto y eso se ve en el texto de negociación, a diferencia del Caguán en el que ellos llegaban en igualdad de condiciones con el Estado".
"Hay quienes creen que sólo con la victoria militar se logra la paz. Yo digo que en ninguna parte del mundo se ha conseguido la paz por las armas", consideró a su turno Gaviria, quien además dejó claro que pueden hacerse cambios políticos, pero no otra constituyente.
 
Un verdadero obstáculo para lograr la reconciliación es el narcotráfico, dijo el  expresidente,  "Esa es la raíz del conflicto. Mientras persista el negocio del narcotráfico, la paz como la imaginamos no será posible".
Navarro complementó: "Yo vengo de enfrentarme a las Farc en Nariño y sé que en zonas de narcotráfico y de cultivos ilícitos, la victoria no está a la vuelta de la esquina".
 
Posibles claves para una solución
Para Navarro, "un conflicto armado, en su versión más simple, termina cuando se logran dos cosas: se desarman y se desmovilizan los grupos armados ilegales y los desmovilizados participan en política".
 
Gaviria destacó que en un proceso de paz se debe dejar claro cómo se van a administrar y manejar los delitos de lesa humanidad y consideró que "las Farc deben saber que el estado colombiano no puede responder por ellos ante la justicia internacional".
Señaló también que no se debe repetir uno de los errores en el proceso de paz con las autodefensas: "la ley de Justicia y Paz fue hecha sólo para los jefes paramilitares, no se pensó en los combatientes, ni en los militares, ni en nadie más".
 
Por su parte, Antonio Navarro destacó que si "se desmovilizan las Farc, por ejemplo en las zonas con cultivos ilícitos, y no somos capaces de hacer un programa serio de sustitución, otros se irán  a esas zonas y buscarán controlarlas".
Sobre la política antidrogas de Estados Unidos, Gaviria ve la necesidad de un cambio. "Vamos a tener muchos más muertos si Estados Unidos no cambia de política antidrogas", señaló el expresidente.
 

 

Related Articles

Chica Giiaa TV

Bioplastia

Regístrate