oremio-giiaa-bma-2014.jpg

Al al menos 9 muertos deja tragedia en el Himalaya

 

 
Un alud de nieve arrolló dos campamentos de montañistas, en su mayoría europeos. La cifra de fallecidos podría crecer por la cantidad de desaparecidos. Dramáticos rescates
 
Aunque diferentes fuentes discrepan sobre el número de víctimas, el número de desaparecidos hace presumir que los fallecidos serán más de diez. El sitio preciso del hecho fue la montaña Manaslu, del Himalaya nepalí. La agencia EFE señala que 21 alpinistas han sido rescatados con vida.
 
Entre los fallecidos hay cuatro franceses, un italiano, un nepalí, un alemán y un español -el barcelonés Martí Gasull-, según la lista suministrada por Mingma Sherpa, de la agencia Seven Summit Expeditions, que añadió que dos franceses y un canadiense continúan desaparecidos.
 
Cuatro helicópteros volaron por la mañana a la montaña para proseguir con los trabajos de rescate, aunque a mediodía estas tareas habían quedado suspendidas. De los 21 montañeros rescatados, siete han sido transportados en helicópteros hasta Katmandú, y los otros 14, hasta el campo base de esa peligrosa montaña situada en el distrito nepalí de Gorkha.
 
Confusión y rescates
 
Durante todo el domingo y parte del lunes ha existido confusión sobre el número de escaladores fallecidos: el Gobierno nepalí mantenía que había nueve, mientras que la asociación nepalí de montañismo los elevó a trece, y un piloto de rescate habló de once.
 
A última hora de la mañana, un oficial del departamento nepalí de Montaña había confirmado a la agencia EFE que a la capital nepalí habían sido transportados los cadáveres de seis montañistas.
 
Pemba Sherpa, organizador de expediciones, explicó que el alud comenzó a unos 7.200 metros de altura, sepultó por completo el campo III del Manaslu, situado a 6.800 metros, y llegó hasta el campo II, donde se encontraban algunos de los fallecidos.
 Uno de los rescatados relató cómo sobrevivió a la tragedia en el campo III, donde había en el momento del suceso entre 30 y 50 personas: "Escuché el sonido antes de que llegara la nieve, y pude salir del saco de dormir. Creo que por eso estoy vivo. Empecé a rodar sobre la nieve, creo que unos 200 metros", dijo el francés Claude Manel, de 42 años.
 
"Cuando dejé de rodar, la nieve me llegaba al cuello. Sólo tenía puesta una camiseta y apenas podía respirar. Un amigo estaba bajo la nieve. No sobrevivió. Yo logré salir porque el calor de mi cuerpo derritió la nieve", continuó.
 La montaña Manaslu es la octava más alta del mundo y según fuentes del ministerio de Turismo nepalí, 231 alpinistas extranjeros recibieron permisos para escalarla durante la temporada de otoño, que finaliza en noviembre.
 

 

Related Articles
  • 11/13/2012
  • By Super User

Se aproxima Navidad

      Manualidades de Navidad con pinzas. Las pinzas pueden ser un interesante material para crear decoraciones navideñas.  var...

Chica Giiaa TV

Bioplastia

Regístrate