• juan berdugo

Ahora le tocó a Belmira. Lluvias no dejan en paz a los municipios antioqueños.



Este municipio que tiene el paramo con mismo nombre, se vio sacudido por un gran torrencial y termino en el el desbordamiento de las quebradas y del río Chico, por las lluvias fuertes de la noche del 24 y de la tarde del 25 de septiembre dejando como resultado grandes daños, y hatas la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, quedo llena de lodo.


El comité de gestión de riesgos se reunirá este lunes 26 para diseñar un censo que permita establecer la cantidad de viviendas afectadas por las tempestades y asi poder trarar de mitigar en algunos sectores, las consecuencias que se puedan afectar por tantas lluvias en nuestro departamento.



1 visualización0 comentarios